Cuatro días de magia

Cuatro días de magia, de sensaciones que despiertan de un momento a otro. Cuatro días de amor, pasión, risas, aventuras, una habitación inmensa, un baño para hacer el amor felizmente, el espacio era perfecto, todo era perfecto, cama blanca, y lo más importante: la persona perfecta. Hoy quiero colocarle textura a mi escrito, porque así lo sentí; todo era color pastel, marrón, a veces entraba el sol, a veces solo había una luna increíble, yo quiero que este escrito sea tan inolvidable como los sonidos que dejé en esa habitación.

Cuatro días en los que estuve flotando. Entramos a lahabitación, y solo con rozar nuestras pieles nos daban escalofríos. Yo sé que sentimos lo mismo, que nos pasa lo mismo, capaz uno tiene más sensibilidad que otro, capaz no, o simplemente encontré un alma como la mía, un alma que vibra como la mía, que siente, suspira y vive como la mía.

Sin duda estábamos en un vuelo muy alto, otro nivel de deseo, amor, pasión, sexo.

Todo empezó un sábado 2 de julio de 2016, a las 9:53 de la noche, cuando un par de desconocidos se dieron la oportunidad de salir a cenar.

Por eso un aeropuerto se convertirá en parte de mi historia.

Salí de casa sin maleta, solo iba por 24 horas. Salí rápido al aeropuerto una mañana de un sábado bastante raro, poco inspirador, pero con un amanecer de locura. Al llegar, un buen café me acom- pañaba, también un tren bellísimo que generaba mucha risa. Entre tantas personas, y una vez más volando, me reía porque no entendía nada. Al montarme en el avión, después de 5 horas de retraso, sabía que algo venía, algo viviría que me daría una vuelta y me dejaría en un sitio aparentemente desconocido pero que mi alma ya conocía.

Llegué, lo abracé, lo besé y empezó la aventura más divina.

Al montarnos en el carro ya estábamos locos por tener unos segundos libres, nos besábamos, nos tocábamos, la desesperación por sentirnos no se podía manejar. Llegamos a la casa, teníamos poco tiempo para bañarnos y salir, pero justo en esos segundos nos quitamos la ropa como unos desesperados, realmente no sé cómo llegamos al baño, todo estaba a media luz, al frente teníamos un espejo, era uno de esos baños de techos altos que te dan una sensación de libertad. Hicimos el amor, tuvimos sexo, nos amamos, nos acariciamos, solo nos sentíamos, pero fue tan divino que vola-mos sin planificarnos, dejamos que nuestra alma volara tan alto queel éxtasis no se pudo controlar. Era una combinación de amor con deseo, pasión, locura, ganas de que se paralizara el tiempo. Pues se paralizó, entramos a la ducha, el agua estaba perfecta, y yo estaba ahí entregando mi alma, quedándome literalmente desnuda para ese hombre, que siendo un desconocido se convirtió en el conocido más valioso que tengo. Nos reíamos de no creer lo que estaba pasando. Yo temblaba, tenía miedo de lo que estaba viviendo. Él simplemente se sentía feliz, pleno. Yo me imagino que nuestras almas se reían de nosotros, de vernos así, con tanta entrega cuando ellas saben que solo se trata de una.

Salimos, una noche bella, la luna estaba ahí. Compartimos, era imposible no volver a cada rato a la habitación a hacer el amor. Fueron tantas veces que perdí la cuenta. Fue algo inexplicable el nivel de deseo y adicción que me generaba tenerlo al lado y no desnudarlo; me volvía loca. Yo me sentía en un vuelo que no quería que aterrizara. Perfecto, maravilloso, mágico. Su risa, su risa es algo que no entiendo; sus labios tienen la forma perfecta para besar cada parte de mi cuerpo, se lo sabe de memoria; sabe lo que me gusta, cómo me gusta, donde tocar, como hablarme; sabe todo y nunca le he dado alguna información; ¿Ya dije que sus labios tienen la forma perfecta? Tienen dosis de adicción, de ese sabor amargo y dulce, divino, adictivo; hacíamos el amor solo de acercar nuestros cuerpos, de sentir la piel; nuestra piel tiene una conexión inexplicable. Aún la textura era color pastel, no tan clara ni tan oscura, a media luz.

Volví al aeropuerto, pero esta vez de su mano, un avión bien particular nos esperaba, al montarnos hubo un momento de impacto, de esos que solo se queda en mi memoria, su risa me lleva a donde él quiera, solo que él aún no lo sabe, puede lograr conmigo lo que quiera, todo lo que él quiera pero no lo sabe, así que esas 24 horas de viaje se convirtieron en cuatro días llenos de magia, los cuales serán grabados en mi memoria, adictivo lo llamaría yo, al pensarlo y sentirlo no puedo creer lo que pasa en mí, solo puedo decir que tenemos que prestarle atención a todo lo que nos ponga la vida, es aprendizaje y vivencias, es muy temprano y aún tengo mucho que escribir, me sentaré en la noche por un poco más, dejo esto escrito, porque un café en la mañana me hizo sentarme a escribir.

Esta historia tiene mucho contenido y necesito dejar plasmado cada detalle. Volví con un café que me inspira, creo que he agarrado las mañanas de muy buenos escritos y aún no logro entender esos cuatros días mágicos.

Me río de solo recordar y es cuando entendí que lo viví a plenitud, al leer todo lo que escribo y hablo de tantas cosas, es perfecto para mí, pero capaz está lleno de imperfecciones. Para mí todo era mágico, el sitio, la cama, las sábanas, todo es perfecto, cuando hablamos del amor es magia, es algo que tiene muchas imperfecciones. Así que para mí esos cuatros días de magia se con- virtieron en las mejores imperfecciones convertidas en perfección.

En esos días no habían compromisos con el reloj, no importaba estar despiertos hasta tarde, no pasaba nada, entre tanta gente solo estábamos él y yo.

Cuando lo vi sonreír esa vez me hizo flotar en segundos, measusté pero me reí, de eso se trata todo, de que sea tan completo quete inspire para todo, me inspira a escribir, a reír, me hace flotar, tieneun poder sobre mí que aún no sabe, pero él puede lograr de mí lo que quiera.

Aún no puedo creer que encontré un alma como la mía.

Yo quiero decirles algo desde mi corazón, uno a veces lee, vive, se toma un buen vino, pero siempre, cuando nos mandan señales de que tenemos que vivir y agradecer, se nos olvidan; yo, a pesar de que estoy en un proceso de aprendizaje y me falta mucho por explorar, también siento que estoy en un punto donde las aventuras, los aeropuertos, el cambio de casa y amar a plenitud se está convirtiendo en lo más bello que he vivido.

Estoy viviendo de verdad. Amando de verdad. Riendo de verdad. Escribiendo de verdad. Trabajando de verdad.

Desde el día uno, la palabra que define todo lo que está pasando es: magia.

Lo más interesante de todo es que somos seres humanos que andamos por el mundo, no tenemos una casa fija, no podemos dejar que pase un día sin nutrirnos, sin explorar, sin saber, buscar, leer, aprender, respirar esa sensación de libertad, lo único es que al final del día siempre terminamos haciendo el amor.

Definitivamente encontré un alma como la mía.

3 Comments

  • Mariiela Erazo
    Posted 28 April, 2019 3:18 pm 0Likes

    ¡Fascinante!

  • Sabrina
    Posted 28 April, 2019 8:52 pm 0Likes

    Extraordinariamente hermoso ! Mágico ! .. Besos desde Memphis!

    • Laura Chimaras
      Posted 5 May, 2019 10:26 am 0Likes

      gracias por leerme

Leave a comment

Copyright ©  Todos los Derechos Reservados