La historia de una adicta

La mente, mi mente y muchas mentes viven unas tras otras,tratando de encontrarse en cada infinito que pocos quieren creer que existe. Para mí existe, existe en mi mente viviente, porque eso es lo que somos: toda una mente viviente tratando de conseguir el porqué de cada situación en nuestras vidas, pero nadie se atreve realmente a comprender que el desarrollo completo lo vas a obtener cuando puedas volar sin morir y caminar sin vivir. Toda esa sustancia corre por mis venas y me pone a volar. Llego al universo y me regreso, toco el cosmos con mis manos, paso por la Vía Láctea, y veo las estrellas como cuando llegue el día donde el Sol se convertirá en una de ellas,y nadie quiere creerlo. ¿Nadie quiere creer la realidad de la vida? ¿Por qué cada persona que logra una gran investigación es catalogada como loca? ¿Los adictos? ¿O los que están fuera de lo normal? Essimple: porque no están programados. No estoy programada y eso me encanta, mientras pueda escribir sin parar y fumar sin respirar.

Todo está en la mente y la mente no es más que una mente viviente. El espíritu se complementa de la mente y es ahí donde entras en todaslas interrogantes. ¿Por qué vivimos? ¿Para qué vivimos? ¿Por qué tenemos mente y corazón? ¿Aun así nos hacemos llamar espíritu? ¿No has pensado en eso? Bueno, deberían, porque nada de lo que ocurre en esta vida es casual: desde los desastres de la naturaleza hasta el universo.

Leave a comment

Copyright ©  Todos los Derechos Reservados