Rebeldía en tiempos modernos

Las personas piensan que la rebeldía es rumbear, vestir en contra de una moda, fumar, beber hasta el amanecer, ser irreverente, llevar la contraria o discutir con tu familia.

Cuando realmente la rebeldía es tener ideas que rompan con los patrones de una sociedad. Tarde o temprano todo el mundo se rebela, sea en contra de la subida del alquiler, de las tarifas del transporte público, de las matrículas de la universidad, sea contra de la falta de comprensión en casa, la falta de oportunidades para la gente joven y creativa. La pregunta acerca de estas rebeldías cotidianas y reales es: ¿Conducen a algún sitio, sirven de algo?

La rebeldía de algunos científicos, por ejemplo, les ha llevado a darse cuenta de los límites del conocimiento de su época. En el campo del conocimiento han escrito sobre cómo se producen las revoluciones científicas y los cambios de paradigma científico que se ha dado con el correr de los últimos siglos.

La complementación de la mecánica clásica con la física cuántica y la relatividad, la superación de la Biología clásica por la Biología de sistemas formativos, el paso de la Psicología organicista a la Psicología profunda, han sido producto de grandes rebeldes que no dieron por supuesto las explicaciones que en su tiempo se dieron del universo, sino que se cuestionaron esas convicciones científicas y pudieron dar un paso adelante.

Así pues, lo antes mencionado nos debe poner en guardia respecto a las explicaciones que hoy nos dan acerca de la naturaleza del universo, del origen del hombre, de si lo invisible es menos real que lo visible, de la inexistencia de los dioses, etc. ¿Estamos completamente seguros que lo que hoy se niega es porque no existe o es porque hoy no sabemos como explicarlo?

La rebeldía no es algo exclusivo de nuestra época, donde se da la manipulación de los grandes medios de comunicación, de hecho a lo largo de la historia hallamos muchos ejemplos. Uno de ellos fue Platón, aristócrata, excelente escritor de tragedias y vencedor en algunas pruebas de las Olimpíadas. Cuando todo el mundo en su familia y su entorno esperaban que se dedicara a perseguir la fama y los honores, a hacer carrera en la política, el mismo decide dejar todo lo que estaba haciendo y dedicarse a la Filosofía como modo de vida tras conocer a Sócrates. Después de viajar por Egipto y estudiar con algunos maestros-sacerdotes, regresó a Atenas y allí fundó la institución occidental más importante que ha existido, mucho más que cualquier institución universitaria, económica o militar, la Academia.

Hace falta construir algo realmente alternativo, un mundo nuevo y mejor. Para ello, hace falta un hombre nuevo, un hombre que sea capaz de vencer sus egoísmos, un hombre que sea capaz de construir sin descanso, de trabajar y de ver el fruto de su trabajo, un hombre que pueda investigar las antiguas tradiciones esotéricas y los más modernos descubrimientos de la ciencia, un hombre que tenga derecho y fe, un hombre que pueda andar en estos caminos ascendentes que van hacia el horizonte.

Hace falta empezar a construir desde lo pequeño, desde el hombre, para que con el tiempo se vaya llegando a lo grande en la medida que cada vez se sumen más rebeldes dispuestos a mejorarse a sí mismos.

Para mí esto es ser un gran rebelde.

Laura Chimaras

Laura Chimaras

Laura Chimaras

Una respuesta

  1. Increíble reflexión, Laura, se nota que haz leído mucho, Me recuerda mucho la frase «No es lo mismo tener carácter que tener un mal temperamento». La sociedad en un gran por ciento cree que es lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICACIONES RECIENTES

CATEGORIAS

MAS POPULARES

MAS DESTACADOS

HACKEA TU REALIDAD

OTROS

PRÓXIMOS EVENTOS

DICIEMBRE 06 – Houston, TX

ENERO 23 – Madrid, ES

"Mi protesta lleva como insignia el conocimiento disparando palabras con sabiduría a mansalva"

CONTACTO

HABLEMOS UN POCO.

Enviame un email