Volví por aquí

Volví por aquí

Tenía tiempo sin escribir algo para ustedes

             Se que no les había compartido nada, alguna idea por aquí ya que, si es cierto vengo escribiendo mucho, pero para el nuevo libro, la música, las poesías, se han llevado gran parte de mí. Pero hoy desperté con una sensación diferente y se las quiero compartir.

            Quiero contarles sobre la sensibilidad de las emociones y como ellas no manejan, por ejemplo: soñé con papá, me despierto con la nostalgia de no tenerlo; sueño que se me cae un diente, me despierto con la sensación de que algo malo puede ocurrir. Yo sé, que puede dar risa, pero es así, somos seres sensibles, muy sensibles y cuando algo nos toca desde lo más profundo hasta lo más cotidiano como que se te espiche un caucho eso nos altera o nos afecta.

            Hoy en especial, después de compartir estos dos últimos años gran parte de mi vida, en Nunca Pierdas la Fe, en las poesías, en mis escritos comprendí que, sin esa sensibilidad, sin esa vulnerabilidad, sin ese momento entre lo frágil y lo irreal no lograríamos crear algo que nos mantenga en movimiento hacia la evolución… tu evolución.

            Ayer viendo un documental sobre la salud mental, y siempre en la búsqueda de sentido y de mantenerme en foco, trato de estudiar, de leer, de mantenerme activa, de tener el cerebro estimulado, compartieron unas herramientas para salir del dolor de las pérdidas de alguien que amas, y compartieron lo que yo por años he venido haciendo sin terapia, escribir, enfrentar, reconstruir tu mundo de sentido. Se que en este escrito suena sencillo, pero no lo es, y algo que me resonó mucho más, es que dicen que eso va a doler por siempre, y en parte si, y en parte no. Me puse a pensar en la importancia de nuestras acciones cuando algo nos derrumba, lo importante que es la conexión contigo, conocerte, seguir en la búsqueda. Porque algo si es cierto, la incertidumbre de cuando nos toque la vamos a llevar con nosotros, unas personas más presentes que otras, pero la vamos a llevar siempre, y es esa incertidumbre la que debemos de usar para seguir, porque no hay otro camino solo seguir.

            La razón por la que escribo esto, es por la importancia de profundizar cuando algo nos toca y no paralizarnos, si no buscar de profundizar mucho y sacar de eso la mejor experiencia y aprendizaje posible. Somos seres sensibles y es normal que muchas cosas nos afecten, es sumamente natural no tienen por qué preocuparse si no ocuparse de qué hacer con esos sentimientos.

            Yo soy muy sensible, aunque no lo crean, a mí me afectan muchas cosas, solo que me he obligado a aprender de ellas y reír con ellas, y no hundirme con ellas.

        Escriban mucho lo que sienten y los que les pasa, no se queden en el lado oscuro de las cosas, busquen de moverse porque la luz, en la luz, las cosas son más bellas.

 

Feliz Domingo

 

           


Leave a comment

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.


You may also like View all