Llegó la Navidad.

Llegó la Navidad.

          Hola a todos, otro domingo que les escribo, siento que recuperar el ejercicio de escribir para ustedes los domingos me fascina, me relaja mucho, me saca un poco de todos los proyectos, el nuevo libro que a pesar de que me encanta escribir, de todas formas, te cansas un poco.

      Llegó el mes donde las personas dicen que es el más lindo, donde existen las excusas perfectas para reunir a toda la familia, donde gastar un poco más de dinero es bueno, simplemente porque es “NAVIDAD”, quiero compartirles unas reflexiones que se me vinieron.

        Yo no sé, porque cuando llega diciembre y todo el mundo empieza con la decoración de la casa, la compra de regalos, yo entro en una especie de nerviosismo, es como si a veces tuviese resistencia a la celebración decembrina y eso me viene pasando de hace muchos años para acá, pero siempre que llega ese pensamiento a mí, me hago preguntas, me interrogo, hasta busco de estudiar lo más profundo que puedo, de donde viene ese sentimiento, esas ganas de correr y que sea enero ya.

       Bueno, aquí va mi primera reflexión, una de las cosas que siento es que diciembre es mucho más profundo que poner el arbolito, vestirte de navidad y comprar regalos… ah y beber mucho. Siento que el sentimiento de este mes es aquel que viene de lo más hondo de nuestro ser, es aquel que dice; -llegó el mes de la unión y el agradecimiento-. Entiendo que los regalos son lindos, comer hallacas es rico, ver un arbolito de navidad es oficialmente el simbolismo de decir, estamos en navidad, pero siento que las personas se quedan ahí. ¿Y las personas que no tienen para comprar todo esto? ¿para celebrar como supuestamente se celebra en diciembre? ¿acaso ellos no tienen navidad? Claro que tienen y de seguro más profundo y sentido que el que tiene todos los recursos físicos. A que voy con toda esta idea, no dejemos que un mes donde te permite hacer reinicio en todo, te tomas ese break para recuperarte de un año duro, donde se trabajó se disfrutó, se lloró, se todo… es donde respiras y dices ok, ¿cómo mi siguiente año puede tener sentido? y así lograr que mi salud mental, mi espíritu, este alimentado para que me acompañe de la forma más saludable posible en los próximos 12 meses.

        Es muy común para mi pensar que hay algo más en Navidad que solo lo que ya sabemos, y por eso indago en sentimientos que hagan de mi existencia una con sentido.

            Aquellos que se sienten raros en estas fechas como yo, piensen en ese sentimiento profundo de gratitud, de unión, de celebración desde el alma, desde “ojalá papá o mamá me duren muchos años”, ojalá todas las personas que amo estén conmigo muchos años, verlos sonreír, abrazarlos, estar ahí presente. Regálate este diciembre la calma del reinicio, la calma del que descansa, la calma para empezar de nuevo, la serenidad para compartir, el break necesario para nuestro cuerpo físico y mental.

       Es bello este mes para todos y en especial para aquellos que ven más allá del regalo físico, ven en regalo del alma.

Feliz navidad mi gente los quiero mucho.


1 comment


  • Yeni

    Gracias Lau! Te quiero muchoooo.
    Es un mes lleno de nostalgia para mí, lleno de presiones para tener todo listo a tiempo, es un mes en el que extraño muchísimo a mi país y en el que me encuentro en muchas ocasiones suspirando por las navidades pasadas. También es un mes en el que agradezco una vez más por tanto, por los aprendizajes, por el amor que recibo, por las oportunidades y por todos los anhelos que mi corazón guarda para el próximo año, es un mes en el que para mí familia es de mucha celebración: aniversarios, cumpleaños, navidad, año nuevo. Es un mes sin duda muy emocional, muy sentido, de mucho agradecimiento y satisfacción, y al mismo tiempo, muy triste también.


Leave a comment

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.


You may also like View all

2023
2023
Aprendizajes
Aprendizajes
La importancia de ser constantes.
La importancia de ser constantes.