Hablemos del Amor a la Vida

Hablemos del Amor a la Vida

          Cuando hablamos del amor a la vida pueden pasar muchos pensamientos por nuestra cabeza, incluso confundimos el amor a la vida con el amor a nuestras metas o planes, porque nuestros objetivos hacen de nuestro camino uno con más sentido y concluimos que esa es la vida, cuando solo realmente es una parte.

         Llevamos gran parte del mes de febrero hablando sobre el amor en muchas direcciones, me gustaría pensar en algo un poco más individual “el amor a tu vida”. El amor es ese sentimiento que nos mueve, que nos llena de pura energía positiva, es una fuerza tan inexplicable que muchas palabras o letras se pueden quedar cortas o con falta de profundidad para realmente explicarlo. La vida es, este barco que estamos montados, respirar, caminar, ver, oler, tocar, la vida es también algo muy difícil de definir, pero me gusta verlo como un barco donde hay millones de personas en el, y se deben respetar las reglas y buscar siempre la construcción de un mejor barco para poder seguir existiendo.

            Cuando lo combinamos se hace una fuerza muy grande, amor y vida, me hace sentir lo mismo cuando hablo de la “Fe” es una fuerza tan poderosa que no se puede catalogar como algo y ya, es profundo, sublime, místico. Hace unos días publiqué una conversación sobre este tema con un gran compañero Franklin Mejías, donde se hacia énfasis en que las situaciones dolorosas no te van a definir si tu no lo permites.

            La vida definida por grandes filósofos, pensadores la han catalogado como sufrimiento, dolor, con palabras que no son positivas, lo que sucede es que se dice que para comprender la vida a plenitud debemos saber que el sufrimiento es su primer sabor, y que debes abrazarlo, aprender de el y seguir, porque sin esos grandes golpes no hay evolución ni crecimiento. Con ese punto de vista estoy de acuerdo, la vida me ha enseñado que los grandes dolores me han traído grandes momentos de crecimiento y sin embargo esos golpes donde te quiebran, son aquellos que el día de mañana te ayudan a valorar más cada momento.

            El amor a la vida lo buscas tu, lo conviertes en sueños, grandes metas, familia, personas a las que amas y través de ciertas responsabilidades se crea el sentido a tu vida y es ahí donde una mañana te despiertas y dices “AMO MI VIDA”, quiero continuar así, quiero cada día aprovecharlo más, vivir más.

            Cuando no sepamos que hacer, queremos renunciar es ahí donde debemos aprestar atención. Más de 800 mil personas se suicidan cada año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es decir que cada 40 segundos una persona muere por esa causa. Cuando no se busca ayuda en momentos donde tu salud mental está bien afectada es donde la persona está más propensa al suicidio. Cuando te sientas confundido (a) y no entiendes todos esos pensamientos que están pasando por tu cabeza, pero que te abruman, busca ayuda, es importante comprender que no pasa nada si vas a terapia, todo lo contrario, ayudarás a convertirte en una mejor persona y lograrás tener pensamientos saludables.

      En un artículo reciente que leí en el New York Times dice que "algunas personas están muy estresadas y no pueden dormir, otras sufren de tanta ansiedad que aprietan la mandíbula hasta que, sin querer, rompen sus dientes. Y todos, todos, en algún momento creemos sentirnos bien pero —sin ánimo y sin entusiasmo—, en realidad estamos… lánguidos".

            Con tantas situaciones duras en el mundo, personas sufriendo, fue que me dediqué a ser una fuente de inspiración para ustedes. Mi compromiso es que todos lo que lean mis libros, vayan a las conferencias, escuchen el podcast, estén en mi club holístico es para construir una comunidad saludable, sana y feliz, ese es mi propósito. Si alguien que este leyendo este escrito no esta bien, busque ayuda y los que se encuentren en equilibrio, recuerden que es un trabajo que deben hacer diario para poder amar todo lo que tienen que es su vida.

            Recuerden, no esta feliz aquel que sonríe siempre, esta feliz aquel que solo con la mirada irradia una sonrisa.

Gracias por leerme, hasta el próximo domingo.

Si gustas escuchar más sobre este tema dale click a este enlace. 


1 comment


  • Yaradith Velásquez

    Hola Laura, me gusta tú forma de escribir, te comienzo a leer hoy; lo que planteas es muy cierto, y en cuanto al amor a la vida, debemos conectar con el amor como una decisión: yo hoy decido estar bien, sentirme bien, quererme bien, ayudar a los demas para su bien; en ese sentido es cuando no lo dejamos a la suerte de la emoción. Saludos desde Maturín-Venezuela.


Leave a comment

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.


You may also like View all