El poder de los hábitos

El poder de los hábitos

      ¿Qué son los hábitos? ¿Qué hacemos con eso? Un hábito se refiere a una conducta o acción que es repetida de manera constante por una persona. Estos no son innatos, por lo contrario, son patrones que se aprenden con el tiempo y cuya ejecución es tan cotidiana que se convierte en parte de la rutina diaria. Estas acciones pueden presentarse en diferentes escenarios en la vida de una persona, como lo es a nivel educativo, de alimentación y de higiene. A su vez, pueden ser tanto malos hábitos como buenos.

     Para nosotros lograr entender lo importante de los hábitos en nuestra vida, es necesario empezar con alguno, como, por ejemplo; empezar hacer ejercicios, comer bien, arreglar tu casa. Empezamos con pequeños hábitos que al tiempo ya se convierte en parte de ti, estarías agregando más disciplina a tu vida y gracias a eso logras grandes cosas. ¿Suena fácil no? No lo es, pero tampoco es algo imposible.

     Todo debe empezar teniendo una meta, una vez aclarando tú metas creas un sistema, ¿cómo podemos crear ese sistema? Simple, estudiando cuales serían los pequeños pasos que debes ir haciendo para ese gran objetivo.

Tara Parker-Pope escribió en un artículo en el New York Times  que lo más complicado para crear un habito son conocidas como fricción. Reducir la fricción significa eliminar un obstáculo o idear una estrategia que facilite la realización de una tarea. Estoy de acuerdo con esto, cuando buscamos de implementar un hábito a tu vida generamos una especie de resistencia al cambio o a la mejora.

     Cuando nunca hemos tenido la fuerza y la disciplina para crear un hábito se nos hace al inicio muy duro de creer que eso va a tener algún resultado, pero es sencillo, busca libros de grandes pensadores, ve videos de personas que admires y busca su historia, ve como llegaron a tener éxito. Fueron pequeños hábitos todos los días durante mucho tiempo, porque el logro que quieras alcanzar no se logrará con un gran cambio radical.

      ¿Es importante todo esto? Definitivamente y una prueba de esa importancia está en lo poco importante que suele parecer a tantos. Piensa en esto, sin buenos hábitos, los humanos «haríamos el bien de manera esporádica». Del otro lado, las malas acciones tienen el peligro de hacer el mal consistentemente, y por eso, empeoran nuestra vida, nuestro mundo. De lo que podemos formular una regla general: las virtudes, los buenos hábitos, mejoran nuestro mundo, ayudan a la felicidad propia y ajena.

Si gustas escuchar más sobre "El Poder de los Hábitos" ve al reciente episodio de mi podcast pulsando este link.


Leave a comment

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.


You may also like View all